BLOG
Aconsejamos

Alergias en verano que afectan a la piel

Publicado el

Hay muchos factores que pueden causarnos alergias en verano, los más comunes son el polen, la exposición al sol , las picaduras de insectos, el cloro…

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) advierte de que, además de los riesgos de exposición a ciertos alérgenos, los cambios de rutinas y horarios puede derivar en un mayor descuido en los tratamientos, por lo que “las personas alérgicas deben extremar las precauciones en verano porque puede producirse un episodio no controlado”.


Alergia al sol
La exposición a las radiaciones solares unida a otros factores es otra de las causas más habituales de alergias durante el verano.
El consumo de ciertos medicamentos, como antiinflamatorios y antibióticos, puede desencadenar una reacción al tomar el sol, tanto si se aplican en la piel de forma tópica como si se ingieren.
Perfumes y productos que contengan alcohol también conviene evitarlos si vamos a tomar el sol.
Para evitar el desarrollo de erupciones alérgicas en la piel lo recomendable es que la exposición solar sea progresiva, en las horas en las que la radiación solar sea de menor intensidad y siempre con un factor de protección elevado.
Otra alergia en verano común es la urticaria y eczema. Los principales causantes son el calor y la exposición al sol, por ello hay que usar protección solar adecuada con cremas con filtros solares y permanecer poco tiempo y en horarios adecuados: antes de las 11 y después de las 16 horas.


Dermatitis por el cloro
Las personas que sufren dermatitis atópica pueden ver agravados sus síntomas debido a los baños prolongados en la piscina. Además, Este producto químico usado en el mantenimiento de las piscinas causa asma en ciertas personas.
En estos casos, es preferible bañarse en el mar, que mejora las pieles atópicas. Pero si la piscina es la única opción, seguir estas recomendaciones ayuda a reducir las reacciones:

  • Aclarar muy bien la piel en la ducha de agua dulce tras cada baño en la piscina.
  • Secarse cuidadosamente.
  • Hidratar la piel con cremas especiales para pieles atópicas.

Otros post que te pueden interesar: