BLOG
Aconsejamos

REMEDIOS CASEROS para unas MANOS, PIERNAS y PIES perfectos en VERANO

Publicado el

En el verano, nuestras manos, piernas y pies están más expuestos al sol y a los agentes externos y debemos prestar un poco más de atención a su cuidado. Para ello os traemos consejos y trucos sencillos que conseguirán que estas partes del cuerpo no se vean tan afectadas y se mantengan perfectas en verano para que lleguen estupendas al otoño.

MANOS

- Uno de los mejores remedios para el cuidado de las manos es el aceite de oliva por sus beneficios suavizantes. Por eso, antes de dormir masajea las manos con una cucharada sopera de aceite de oliva. Coloca guantes de algodón toda la noche. Quítalos por la mañana, repite todos los días durante una semana para un excelente resultado

-Pela una patata y cuécela, colócala en un recipiente y luego echa miel líquida (una cucharada) más un poco de leche tibia. Mezcla bien todos los ingredientes y masajea con esa pasta las manos. Deja que actúe unos 20 minutos y luego enjuaga

-Prepara en un cuenco una cucharada de azúcar y una cucharada de aceite de almendras, y remueve bien hasta obtener una mezcla más o menos homogénea. A continuación, tienes que ponerte esta pasta en las manos y masajear suavemente tus manos, como si te las estuvieras lavando, para que la mezcla pueda cumplir su función. Pasados unos diez minutos masajeando tus manos, puedes retirar la exfoliante con agua fría, hasta que la elimines por completo.

- Varias veces a la semana pon en un cuenco el gel de un tallo de aloe vera y añade unas gotas de aceite de rosa mosqueta mezclando bien hasta conseguir más o menos una pasta homogénea. Aplica esta mezcla sobre la piel de tus manos y masajea durante unos minutos hasta que se absorba por completo. Poco a poco notarás como tus manos están suaves y sedosas

- Las propiedades humectantes de la miel junto con la vitamina C que contiene la naranja, te ayudarán a recuperar la flexibilidad y elasticidad de la piel de tus manos de un forma muy natural.
Exprime una naranja y mezcla el zumo con una cucharada de miel. A continuación, aplica en tus manos la mezcla y deja reposar durante unos 15 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, puedes retirar la mezcla con abundante agua fría y seca con una toalla suavemente. Después puedes aplicarte crema hidratante.

Un masaje en las manos también puede ser una gran opción.

273902-1
descarga
aceitedeoliva3
59600d09ca80b
Tal vez alivie hacerse baños de agua fría. En ese caso, lo importante es el tramo que recorre el chorro de agua.

 

PIERNAS

- Al finalizar tus duchas o baños, te recomendamos que apliques un buen chorro de agua fría las piernas con movimientos ascendentes para estimular la circulación. Esto te ayudará a prevenir la aparición de arañas vasculares y venas muy marcadas.

- Renueva la piel de las piernas con aplicándote un exfoliante (tenemos varias opciones caseras en nuestro feed de Instagram) con la piel húmeda con movimientos ascendentes desde el tobillo. Después acláralo con agua fría para favorecer la circulación.

- Si te depilas, escoger el método perfecto para la depilación dependerá del tipo y la cantidad del vello que tengas. En nuestras stories y en el blog tenemos toda la información para que sepas qué método se adapta mejor a ti.

- Aplícate crema hidratante, si tiene protección solar mejor aún, tanto por la mañana como antes de acostarte. Además es recomendable beber al menos un litro y medio de agua al día para mantenerte bien hidratada por dentro, y así eliminarás la retención de líquidos.

- El sol, los protectores solares y los autobronceadores serán tus aliados y con ellos conseguirás una piel morena, sana y bonita.

Los masajes enfocados en las piernas son geniales para relajarlas, hidratarlas y tonificarlas.

 

PIES

- Hazte baños de agua caliente intercalados con agua fría. Esta combinación hará que mejore la circulación de tus pies; si al agua le añades unas gotas de limón, evitarás también el mal olor. Después de los baños y la ducha, no olvides secarte bien los pies para evitar los hongos.


- Utiliza una piedra pómez piedra pómez después de la ducha, raspa delicadamente las zonas donde se forman las durezas, especialmente los talones. Después masajea tus pies con crema hidratante o aceite cada noche antes de irte a dormir. El masaje tiene que ser un movimientos circulares y con un poco de presión.


- Anda descalz@, haz rotaciones de tobillos y ve de puntillas por tu casa.De este modo, fortalecerás los pies. También puedes hacer rodar una pelota debajo, para masajear y mejorar la circulación en la planta.


- Utiliza plantillas acolchonadas, zapatos de calidad y no uses un calzado demasiado apretado. El uso de tacón tampoco es la mejor alternativa.


- Corta tus uñas de manera horizontal. Así, evitarás que se encarnen, deformen, debiliten o que frene el crecimiento normal.


- Exfolia tus pies para que luzcan mejor (2 tazas de azúcar moreno, media taza de aceite de oliva y un par de gotas de aceite esencial de menta) con un masaje circular durante 5 minutos. 

Recuerda que a todo esto puede ayudarte la quiropedia. 

consejos-cuidado-pies-2
cuidado-pies1
images